LA MAYORÍA DE LAS EMPRESAS COLOMBIANAS NO CONOCEN SU HUELLA DE CARBONO

Cambio climático, sostenibilidad, responsabilidad corporativa, huella de carbono… hoy en día la gran mayoría de empresarios conocen estos términos. Cada día los gerentes son más conscientes de su compromiso no sólo con la sociedad colombiana, sino con el futuro de nuestro planeta. Sin embargo, según estudios de CO2CERO®, aun son muchos los vacíos al interior de las empresas en materia ambiental y de cambio climático. Es necesario que las empresas entiendan cuál será su papel, para que el país logre cumplir con lo pactado en el acuerdo de París. 

 

El pasado 22 de Abril de 2016, en una jornada histórica, 175 países firmaron el acuerdo de París. En un acto sin precedentes, cada estado se comprometió a combatir el cambio climático, mediante la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): principal causante del calentamiento global. Colombia no podría ser la excepción.

Colombia, al firmar el acuerdo, se comprometió a reducir en un 20% las emisiones de (GEI) de la nación. Una meta bastante generosa teniendo en cuenta la realidad nacional en materia ambiental. Estamos frente a un gran reto no solo para el gobierno nacional, sino también para las empresas, quienes deberán si o si encaminar acciones en búsqueda de la sostenibilidad.

 

¿Qué medidas ha tomado el estado colombiano para lograr la meta?

A finales del año 2016, se aprobo la ley 1819 de la reforma tributaria, en donde se introdujo el impuesto nacional al carbono como parte de una estrategia para hacer frente al cambio climático. Seis meses despues, salio el Decreto 926 de Junio 2017, el cual define los términos y condiciones para quienes deseen certificar ser carbono neutro y como consecuencia  no tener que pagar el impuesto al carbono.

Pero vayamos un poco más atrás… ¿Qué es ser carbono neutro y como llegar a serlo?

Existen varias metodologías para medir el desempeño ambiental de una empresa u organización. Sin embargo, hoy en día, la herramienta de mayor relevancia es la medición de la huella de carbono corporativa. Mediante esta herramienta, es posible saber con exactitud cuál es la cantidad de emisiones de (GEI) asociada a una empresa. Estas emisiones son principalmente causadas por actividades como: procesos de combustión, generación de electricidad, manejo de residuos, etc.

Es decir, la medición de la huella de carbono corporativa, se convierte en un instrumento clave para las empresas. Una empresa que logre identificar sus principales fuentes de (GEI), estará en la capacidad de implementar soluciones reales en torno a la disminución de sus emisiones, lo cual es un primer paso hacia la carbono neutralidad. Además, esto se verá reflejado en un uso más eficiente de recursos y una mejora en las finanzas de la empresa.

Cabe aclarar, que el decreto 926  de la no causacion del impuesto nacional al carbono, solo tendra en cuenta las emisiones de gases de efecto invernadero, generadas a partir de la quema de combustibles fosiles.

 

¿Qué se necesita para medir la huella de carbono de su empresa?

Hoy en día, existen varias empresas que ofrecen medir la huella de carbono corporativa. Algunas, inclusive prometen hacerlo de manera fugaz. Es importante tener en cuenta que la medición de la huella de carbono corporativa es un proceso metodológico, que debe hacerse de manera rigurosa y transparente. De lo contrario, esto será una zancadilla para la empresa.

No obstante, para lograr ser carbono neutro no es suficiente la medición de la huella de carbono de la empresa. Es necesario ir más allá. Es necesario mostrar un compromiso real frente al cambio climático. Es necesario compensar la huella de carbono de la empresa, por medio de la obtención de certificados de carbono que equivalgan a la misma cantidad de emisiones de carbono emitidas por la empresa. Es decir: si se identificó que la empresa emite 500tCO2e, (CO2e es la unidad de medida de GEI), la empresa que desee certificar ser carbono neutro, deberá compensar mediante la obtención (compra) de  las mismas 500tCO2e. Es importante tener en cuenta, que los certificados, tambien llamados bonos de carbono, deben provenir de proyectos certificados por el ICONTEC, ente nacional certificador de este tipo de proyectos.

 

¿Qué gana mi empresa siendo carbono neutro?

Actualmente, las empresas que optan ser carbono neutro, lo hacen por varias razones. Afortunadamente, por el bien del planeta, aún existen personas (dueños de empresas) que eligen ser carbono neutral por motivos filantrópicos. Sin embargo es la excepción. La gran mayoría de empresas a nivel nacional que han decidido ser carbono neutro, lo hacen porque al hacerlo, obtienen una ventaja frente a sus competidores. Ademas, al hacer la no causacion del impuesto al carbono, las empresas pueden ahorrar cierta cantidad de dinero, que puede ser invertido en temas de sostenibilidad. Muchas empresas que anteriormente no contaban con presupuesto para temas ambientales, estan haciendo uso de este ahorro para fortalecer el desempeño ambiental de las empresas.

Cada día las personas somos más conscientes de la responsabilidad que tienen las empresas frente al cambio climático y de la responsabilidad que tenemos como consumidores para exigir productos y servicios amigables con el medio ambiente.

Haciendo las cosas bien ganamos todos…… Está claro que reducir en un 20% las emisiones de GEI de la nación es una tarea quijotesca.  Hoy más que nunca, es necesario que tanto las empresas como los consumidores nos empoderemos del futuro ambiental de nuestro país. Lograr frenar el calentamiento global es una tarea de todos.

 

Por Juan Abadía