Primero y Segundo Grado: La Primaria a Aprobar en Calentamiento Global

Autor: Santiago Zárate González  I.F.

 

¿Te has preguntando lo que implica el aumento de la temperatura promedio interna de cualquier ser vivo? Si eres mamá, papá, tío o tienes amigos con hijos, quiero que te preguntes ¿Qué pasa si en tus hijos, sobrinos, o un niño se incrementa la temperatura en un grado centígrado (1°C)?, y seguramente la respuesta es la de alerta o precaución, con acciones específicas para refrescarlo o bañarlo para que le baje la temperatura.

Ahora, queremos que respondas, la misma pregunta, con la diferencia de que ya no es un grado de temperatura sino DOS (2°C), y las implicaciones son tan delicadas, que este cambio de temperatura  puede llegar a generar convulsiones, y claramente visita al pediatra.

El planeta Tierra, es un ser vivo como tú y como yo, que escogimos para vivir, y nos escogió para aceptarnos como especie y compartir. Es nuestro Hogar. Como ser vivo, el cambio de 1-2°C, claramente le genera alteraciones, al igual que con tus hijos o con cualquiera de nosotros, y es hora de que tomemos acciones diferentes, Aquí y Ahora, para aprobar, si queremos, este curso.

De hecho, esto ya está ocurriendo, y es lo que conocemos como calentamiento global, un fenómeno natural,  cada vez más intenso, más frecuente, y más crítico, gracias especialmente a nosotros los humanos, y  al uso de combustibles fósiles en los últimos cuarenta/cincuenta (40-50) años de forma desmesurada y descontrolada en medio de una economía de consumo y alteración de los ciclos naturales.

Nuestra capacidad de adaptación es inminente, y la palabra resiliencia, se está convirtiendo en uno de los nuevos íconos dentro del marco del cambio climático. Significa, de acuerdo con la Asociación Americana de Psicología, “el proceso de adaptarse bien a la adversidad, el trauma, la tragedia, las amenazas o incluso ante fuentes significativas de estrés”[1], y es ahora el paso que tenemos que Dar en cuanto al impacto de los nuevos patrones del clima.

Rick Potts[2] es director del programa de Orígenes Humanos del Instituto Smithsonian, y ha investigado nuestros orígenes, desde 1980, y plantea, entre otras posturas, que el mayor impacto del cambio climático estará muy relacionado con los mismos retos que afrontaron nuestros ancestros como cambios drásticos en ecosistemas y paisajes, y estilos de vida que seguramente desaparezcan o tienden a desaparecer, y definitivamente evaluará que tan flexibles y adaptables somos los seres humanos, y nos dirá, con el tiempo si aprobamos la Primaria. Es el caso de los Nativos de Alaska, que están viendo en riesgo su tradición cultural y ancestral de más de 4,000 años[3], debido al calentamiento global y la posible desaparición de los casquetes polares.

¿Qué podemos hacer?, es la pregunta más importante a resolver, y la mayoría de soluciones ya existen: el planeta Tierra es una maestra que nos da las respuestas porque quiere que aprobemos los cursos 1°C y 2°C, y tal vez no sea necesario vivir  segundo, dado el compromiso adquirido por los países en la COP21[4].

Es a través del conocimiento (sabiduría), educación y sensibilización, que más que una decisión es una necesidad,  y a través del ejemplo que logramos el cambio necesario para la expansión de consciencia, y Hoy, puede ser, como dice Diego Torres que  “Todo Empiece a Cambiar”, si y solo si, somos conscientes y capaces de generar la masa crítica necesaria y comprometernos con acciones reales, tomando DECISIONES en pro del bienestar del planeta y todos lo que en ella habita, y particularmente de nosotros como especie.

[1] eltiempo.co

[2] climate.gov

[3] newsdesk.si

[4] bbc.com